14 Feb

En todo proceso de identidad en las redes sociales debemos ser conscientes de que si queremos atraer clientes, y por tanto, vender, lo que mostremos debe ser de calidad o dar un aspecto diferenciador para que la persona que nos visite, siga queriendo estar con nosotros.

La persona responsable de la gestión, ya sea dentro de la propia empresa, o de forma externa contratando un community manager, tiene que ser capaz de absorber en un espacio corto de tiempo qué quieren los clientes, ¿Contenido de calidad? ¿Contenido externo? ¿Qué?. Es un trabajo que conlleva horas de investigar, visualizar y adaptar las necesidades a una imagen. Una imagen que mostrará a nuestros clientes lo que están deseando ver en forma de contenido original, promoción, oferta o simplemente una entrada informativa, pero que sea dentro del interés que tiene tu comunidad.

Ésto no quita, que publiquemos contenido externo, ya que nosotros mismos somos los primeros que nos gusta estar informados de los cambios que se realizan, de las noticias que publican agencias y estudios como nosotros, porque la información es poder. Con ella, generaremos lo mejor para nuestros followers y les haremos saber que nos importan, que ésto es para ellos y que son nuestros embajadores de la marca allí donde vayan.

Por tanto, en todo proceso debemos planificar qué queremos mostrar y cómo y a quién va a ir dirigido. Diseñar lo que nuestros seguidores van a visualizar con imágenes y mensajes atractivos, de calidad y con un punto diferenciador. Y por último, lograr que nuestra comunidad participe, interactue con nuestro contenido, lo haga suyo, lo comparta, llegue a más gente, y la satisfacción sea para ambos, unos por sentirse queridos con la marca, y los otros por tener a personas que la hacen importante.

¿Contenido propio o externo? Pues ni uno ni otro, la unión que permita mejorar a la marca y hacer de sus seguidores, su pilar fundamental.

 

 

Leave a Reply